:)

NFL

Ya nomás nos quedan cuatro

Val Moulinie (@valehip), de NFL Football Girls MX, hace un resumen de lo más destacado de la ronda divisional de los playoffs de la NFL

Published

on

Ya nomás nos quedan cuatro

De los ocho que tenía, de los ocho que quedaban ya nomás nos quedan cuatro…

Fin de semana divisional de la NFL con cuatro partidos que nos mostraron que los quarterbacks jóvenes son el presente y futuro de la liga.

En acciones de la Conferencia Americana, los Chiefs recibieron al underdogs de los playoffs, los Jaguars, que con puro corazón estuvieron cerca de hacerles la maldad.

Patrick Mahomes (5-0 en juegos divisionales), logró conducir a Kansas City a una nueva final de conferencia, pero no fue tan sencillo, la lesión en el tobillo que sufrió en la primera mitad prendió los focos rojos en Arrowhead.

Trevor Lawrence y los Jaguars hicieron un gran trabajo con el ataque terrestre y con un defensa capaz de mantener a raya a los locales, sin embargo, los errores se hicieron presentes y un fumble e intercepción en drives consecutivos mataron sus esperanzas.

El domingo, los Bengals se pusieron a tono con la gran nevada en Buffalo para dejar claro que Joe Burrow sigue mejorando con el tiempo y pone a Cincinnati por segunda vez de manera consecutiva en la final de conferencia.

Ni la presencia de Damar Hamlin en el estadio logró inspirar a unos Bills que no pudieron encontrar ritmo y nunca lograron ponerse al frente en el marcador.

La Conferencia Nacional, por su parte, abrió las hostilidades de sábado con un dominio TOTAL por parte de Jalen Hurts y sus Philadelphia Eagles que dejaron muy claro que vienen en plan grande este año y minimizaron por completo a Daniel Jones y sus Giants que solamente lograron poner en el marcador el touchdown de la honra.

Hurts borró cualquier duda que se tuviera sobre su estado de salud y se vistió de héroe completando 16 de 24 envíos, encabezados por DeVonta Smith, que sumado a las 268 yardas del ataque terrestre del equipo, lograron avanzar a la final de conferencia por primera vez desde 2017.

Los San Francisco 49ers serán los valientes que visiten a una de las aficiones más hostiles del deporte mundial en el Lincoln Financial Field la próxima semana.

La pléyade que comanda el coach Shanahan encontró la forma de sobreponerse a la defensiva de los Dallas Cowboys que, aunque pusieron en aprietos al QB novato Brock Purdy, no pudieron contra el talento que tienen (y de sobra) para conseguir la victoria.

Grandes actuaciones de George Kittle y Deebo Samuel encabezando el ataque aéreo complementados con Elijah Mitchell y Christian McCaffrey por tierra para doblegar a la defensiva vaquera.

Los Cowboys sufrieron la muy lamentable lesión de Tony Pollard que encabezaba el ataque ofensivo y aunque se mantuvieron cerca en el marcador, dos intercepciones de Dak Prescott que le otorgarían a San Francisco 6 puntos en el marcador sentenciaron el encuentro.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.