:)

Lecciones

Una semana cualquiera en la NFL

Published

on

Una semana cualquiera en la NFL

No cabe duda que la NFL nos sorprende día con día, porque a pesar que pensemos que un partido puede llegar a ser malo, sucede todo lo contrario. O algo pasa que nos deja grandes emociones que nos ponen al borde del asiento y del infarto.

El último equipo que perdió lo invicto, Philadelphia Eagles no buscó quién se las hizo, sino quién se las iba a pagar… pero los Indianapolis Colts no se lo pusieron tan sencillo, aún así el resultado favoreció a los de Philadelphia y los Colts sumaron un nuevo descalabro. Un gran partido donde un marcador tan apretado es muestra de que, aunque juegues contra el mejor equipo de la liga, estés en reconstrucción y tengas HC interino, puedes emocionar a tus aficionados, aunque te saquen el juego al final.

Los New York Jets llegaron al estadio de los Pats queriendo mostrar que ya están listos para sacudirse la hegemonía de New England y que lo que sucedió en su estadio fue un accidente. El problema fue que después de vencer a los Bills, su ofensiva solo pudo anotar 3 puntos y una nueva derrota frente al odiado rival de división al caer 10-3 por culpa de los equipos especiales.

Para su fortuna, los Panthers no quisieron que los Jets fueran los únicos con solamente tres puntos a favor y los igualaron, Baker Mayfield podrá haber cambiado de aires pero los buenos resultados no están llegando para quien fuera una primera selección global del Draft en 2018. Carolina perdió 13-3 con los Baltimore Ravens.

Los Titans aprovecharon el frío y les helaron el queso a los liderados por Rodgers que deben estar arrepentidos de darle 9 de los 10 pesos que tenían en la bolsa a un QB que no logra victorias; los Commanders, de la mano de Heinicke, siguen sorprendiendo a propios y extraños, no cabe duda que si te esfuerzas por lograr algo a la larga vienen las recompensas tal como el gran trabajo que los Lions están haciendo y visitaron a Giants para dejarles un recuerdito de 31 puntos.

Los que andan intratables son los Dallas Cowboys pegándole 40 pepinazos a los Vikings que llegaban como favoritos en este encuentro y sólo pudieron quedarse con 3 puntos y un descalabro más en el casco. Dallas se recuperó después de perder por primera vez en su historia un partido en el que tenían ventaja de 14 puntos en el cuarto periodo.

Por su parte, los Chiefs llegarían a LA un poquitín confiados sabiendo que la escuadra del príncipe valiente no está en buen momento, aún así los locales les hicieron ver su suerte, al final el tiempo y los errores volvieron a hacer de las suyas.

Porque la NFL tiene magia y podrá ser el partido más equis en el cartel pero en el campo es lo mejor.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.